TEMPERIE:  estados de la atmósfera, a cielo descubierto

Es así: fuera no hay nada, no podéis adoptar el papel de  espectadores porque el barco se hunde.  

Somos el continente y el contenido, en perpetua guerra de posiciones {…}

Vosotros prefiriendo la activa y demoledora cara del ser, en contra del siempre renovable estar, 

categorías que desde siempre han chocado como Pedernales,

pero las chispas venían iluminando el camino.

 

Todavía Vivo.

Joaquín Araújo